Saltar al contenido

El coche eléctrico podría costar a la Unión Europea 38.000 millones

31/05/2011
Bruselas baraja distintos escenarios posibles de desarrollo de este tipo de vehículo y calcula su impacto sobre sus finanzas públicas.

La introducción del coche eléctrico en Europa puede tener un impacto significativo sobre las finanzas públicas de la Unión Europea, que recortarían su recaudación fiscal entre 18.000 y 38.000 millones de euros hasta el año 2030, según un informe de la Dirección General de Acción por el Clima de la Comisión Europea.

El informe, al que tuvo acceso Europa Press, planea tres escenarios posibles de desarrollo del coche eléctrico en el mercado europeo, y cifra en 18.000, 33.000 y 38.000 millones de euros, respectivamente, el recorte que sufriría la recaudación fiscal en los países de la UE por la introducción de este tipo de vehículos. Así, recuerda que el desarrollo del este vehículo se está acompañando con incentivos fiscales, ayudas públicas a la compra u otro tipo de iniciativas. Este hecho se sumaría al descenso que registraría la recaudación por impuestos sobre los carburantes, y que sólo podría compensarse en parte mediante el IVA que grava a los eléctricos.

Según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea), los impuestos por la adquisición y el uso de coches en la UE-15 ascienden a 378.000 millones de euros anuales, lo que equivale el 3,3% del PIB de estos países.

Tres escenarios

El informe de la Comisión Europea plantea un primer escenario, considerado como el “más realista”, que pronostica que en 2020 circularán por las carreteras comunitarias 3,3 millones de coches eléctricos, cifra que crecerá vertiginosamente hasta alcanzar 50 millones de vehículos de este tipo en 2030. En este escenario, los ingresos fiscales se reducirían en 18.000 millones de euros en los próximos 20 años.

El segundo escenario apunta a un desarrollo más moderado, que seguiría siendo sólo una parte relativamente pequeña del parque automovilístico. Así, plantea la existencia de dos millones de vehículos eléctricos en 2020 y de 20 millones en 2030. En este contexto, los ingresos fiscales de los países de la UE bajarían en 38.000 millones de euros hasta 2030.

El tercer y último escenario establece que, si se produce un desarrollo de las baterías y se reducen los costes notablemente, en 2020 habrá en Europa 5,5 millones de coches eléctricos, mientras que en 2030 el volumen superaría los 93 millones de vehículos. En tal caso, la pérdida de recaudación fiscal se situaría en 33.000 millones de euros.

El informe recuerda además que es necesario desarrollar una importante infraestructura de estaciones de recarga para los vehículos eléctricos, lo que requeriría inversiones de entre 30.000 y 150.000 millones de euros hasta 2030, dependiendo de las necesidades finales del parque automovilístico.

Fuente: Navarra Innova

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: