Saltar al contenido

Opnatel ha participado en el Proyecto MARTA, que ha desarrollado los elementos de seguridad de los vehículos del futuro

02/05/2011

Opnatel, junto a Cemitec, ha participado en el consorcio que durante cuatro años ha desarrollado el Proyecto de I+D+i MARTA (Movilidad y Automoción con Redes de Transportes Avanzadas), en el que se han invertido 35 millones de euros, que ha contado con el patrocinio del CDTI en un 45 por ciento y en el que han coordinado sus trabajos 18 empresas españolas y sus OPIS asociadas (universidades y centros 
 

Los trabajos de investigación y desarrollo han concluido el 31 de marzo. El objetivo ha consistido en buscar nuevos sistemas que ayuden a mejorar la movilidad de los vehículos a través de la comunicación. En definitiva, se trata de que la comunicación entre el vehículo y el conductor, entre los diferentes vehículos que circulan por la carretera y entre el vehículo y la propia infraestructura por la que transita, ayude a solventar cualquier problemática a la que se pueda enfrentar, mejorando la seguridad y el confort del viaje.

Los objetivos de Opnatel (Obras Públicas y Telecomunicaciones de Navarra) en el marco del proyecto han consistido en la aplicación de tecnologías “broadcast” para la Radiodifusión de Información de Tráfico a través de Redes Públicas de Telecomunicaciones.

Para ello se ha implementado un sistema completo de generación, mantenimiento, radiodifusión y recepción de incidencias de tráfico, emitiendo dicha información desde uno de los centros de telecomunicaciones situado en Navarra, concretamente en el Monte Ezcaba, y recibiendo la misma en el equipamiento desarrollado al efecto, embarcado en un vehículo en movimiento.

Las dos soluciones propuestas se han dotado, la primera de ellas, de un sistema de radiodifusión de incidencias de tráfico combinando tecnología DAB (Radio Digital, Digital Audio Broadcasting) y el protocolo de transmisión de información TPEG (Transport Protocol Expert Group), y la segunda, de un sistema de radiodifusión de información de tráfico regionalizada a través de un canal de radio sobre TDT.

Minimizar los riesgos

La definición del proyecto ha sido ambiciosa y amplia de tal forma que en su desarrollo ha abarcado a multitud de disciplinas tecnológicas. El fin último ha consistido en buscar la forma de aplicar tecnologías ya existentes o de crear nuevos desarrollos para hacer de la conducción una actividad más segura y confortable, a través de la introducción de nuevas soluciones tecnológicas en los vehículos y en las infraestructuras.

En definitiva, el proyecto se ha desarrollado en dos vertientes: soluciones en el interior de los vehículos del 2020, nuevos paneles de instrumentos, sensores, detectores de somnolencia, etc…; y, soluciones de las que se dotarán las propias infraestructuras, tales como intersecciones y vías inteligentes, nuevos semáforos y señalizaciones, etc…

Por poner algunos ejemplos gráficos, los paneles de instrumentos de los vehículos en un futuro estarán dotados de una pantalla a modo de navegador en la que se podrá recibir una información más completa relativa a cualquier tipo de incidencia y a través de la cual se canalizará la comunicación entre conductor y vehículo, entre los vehículos que circulan por la vía y entre la propia vía y el vehículo.

Los automóviles estarán dotados de cámaras que monitorizarán la frecuencia de parpadeo y de apertura de los ojos del conductor detectando si éste se está durmiendo. En tal caso, el volante o los pedales vibrarán y se emitirá un aviso acústico para evitar el accidente. Se estima que el conductor reacciona en un menor espacio de tiempo ante una vibración que ante una advertencia visual en el cuadro de mandos.

En la segunda vertiente del proyecto se han desarrollado mecanismos de los que estarán dotadas las infraestructuras que, por ejemplo, advertirán a dos vehículos si éstos se aproximan a una misma intersección con riesgo de colisión.

¿Por qué Opnatel?

En 2007 el Grupo Ficosa, gestor e impulsor del proyecto, contactó con Opnatel para invitarle a participar en el consorcio que junto con otras empresas, universidades y centros tecnológicos estarían destinados a desarrollar las soluciones de movilidad y automoción del futuro.

“Nos interesaba entrar en el consorcio porque ya estábamos trabajando en temas relacionados con los servicios SOS, urgencias, “e call”, en colaboración con la Agencia Navarra de la Emergencia (antes servicio 112), con el objetivo de reducir los tiempos desde que se produce un accidente hasta que los elementos sanitarios llegan al lugar del mismo. Reducir ese espacio de tiempo salva muchas vidas”, explica José Manuel López Alemany, director gerente de Opnatel.

“Luego fuimos reconduciendo los objetivos. Vimos que había otros grupos que llevaban más tiempo trabajando en este campo y sus desarrollos estaban en consecuencia más avanzados. Nuestra aportación al Marta se recondujo hacia el uso de las infraestructuras de radiodifusión en todo lo concerniente al proyecto. Como empresa pública que da servicio de telecomunicaciones con una infraestructura de radiodifusión nos pareció interesante aportar nuestro grano de arena en este sentido”.

Jesús Izal, ingeniero de Opnatel, concreta que “en un proyecto tan amplio como éste, viendo el perfil de las empresas que participaban, comprobamos que estaban representados sectores importantes y estratégicos en la automoción, pero que en todo ese pastel faltaba el punto de vista de las administraciones públicas. Ahí es donde entró en juego Opnatel, aportando la visión y el desarrollo de los servicios públicos de telecomunicaciones que se pueden proporcionar para alcanzar los objetivos de seguridad y confort”.

Para el desarrollo de los diferentes trabajos comprometidos, Opnatel buscó la colaboración de Cemitec, que tal y como relata López Almany, “nos ha ayudado a desarrollar nuestras ideas a lo largo de estos cuatro años en los qu además de liderar nuestro grupo de trabajo, también hemos participado y ayudado en los demás grupos a encauzar sus propias tareas”.

Jesús Izal puntualiza que “el proyecto ha estado dividido en ocho paquetes de trabajo, cada uno de ellos liderado por una de las empresas principales y con diversos colaboradores. Nuestra labor ha consistido en matizar lo que se estaba trabajando en todos ellos desde la perspectiva de la visión pública. Los líderes de los paquetes de trabajo han sido Telefónica en la parte de telecomunicaciones, Ficosa en la parte de dispositivos y equipamiento para el automóvil, SEAT en la parte de lo que es el automóvil en sí, los elementos nuevos a integrar y cómo los integra en el vehículo, Etra en la parte de infraestructuras y GMV en el desarrollo de servicios y software para temas de navegación, etc… Estas han sido las grandes patas del proyecto al que también han contribuido el resto de empresas, centros tecnológicos y universidades, para el desarrollo de aspectos concretos”.

Etapas del desarrollo

El proyecto comenzó con una primera fase en la que se llevaron a cabo trabajos de Vigilancia Tecnológica para conocer el estado del arte de las diferentes tecnologías existentes y tener un conocimiento preciso de la realidad del momento que permitiera confluir sin tener que volver a trabajar en desarrollos tecnológicos ya realizados y construir algo nuevo.

A partir de ahí se definieron una serie de casos de uso a los que se debería dar respuesta a través de la configuración y el diseño de los diferentes desarrollos a realizar por cada una de las empresas y que más tarde deberían ser testados en situaciones reales que podrían darse en un vehículo o en una infraestructura viaria.

Casos de uso

Algunos de los casos de uso definidos han contemplado temas relacionados con: la conducción (detector de somnolencia, sistema de detección de peatones que se aproximan en condiciones nocturnas, aviso de un vehículo que circula en sentido contrario en el caso de un adelantamiento en una vía de dos direcciones, etc…); la gestión avanzada de la movilidad (intersecciones inteligentes, nuevas señalizaciones y semáforos, sistemas para evitar aglomeraciones, saturación de tráfico en vías y posibles alternativas de desvíos, etc…); el Medio Ambiente (sistemas de asistencia a una conducción ecológica); los centros de gestión de tráfico; la gestión de accidentes (por ejemplo, una cámara dentro del vehículo que permite identificar cuantos ocupantes hay, intenta ver su estado y facilita comunicarse con ellos).

Otro caso de uso, el “infotainment”, responsabilidad de Opnatel, ha consistido en desarrollar la tecnología y la forma de hacer llegar al vehículo, en tiempo real, la información necesaria para hacer más seguro el trayecto (incidencias, temas meteorológicos, parking en la ciudad a la que te aproximas, enlaces con otros medios de transporte, etc…).

Todos los resultados de los trabajos realizados han sido testados en una demostración final que ha tenido lugar en Barcelona, el pasado día 10 de febrero. SEAT ha equipado seis coches con los prototipos y se ha comprobado su funcionamiento.

Fuente: Nueva Gestión

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: