Saltar al contenido

Litio, el recurso clave de la movilidad eléctrica

20/04/2011

El 3er Electric Vehicle Battery Forum ha planteado en su segunda jornada una pregunta fundamental: ¿Habrá suficiente litio en el planeta para poder garantizar el funcionamiento de la gran cantidad de vehículos eléctricos que se desplegarán por las ciudades en las próximas décadas? El responsable de formular la pregunta ha sido Michael Tamla director general de la compañía australiana Rincon Lithium y él mismo ha dado respuesta afirmando que sí. La mayor parte de las reservas mundiales se encuentran en América del Sur, especialmente en Chile, Bolivia y Argentina.

 

<!– –>Michael Tamla dijo que es evidente que la movilidad eléctrica “condicionará una creciente intensidad en el uso de este recurso, por contraste con una industria del litio relativamente pequeña en el pasado”. Tamla ha puesto sobre la mesa los datos de que dispone su compañía: hay unas reservas estimadas de litio de 53 millones de toneladas y la demanda agregada prevista para el 2030 es de 5 millones de toneladas.

Actualmente un poco menos de una cuarta parte de la producción de litio se destina a baterías la mayor parte es para la cerámica y el vidrio, pero eso cambiará con el vehículo eléctrico (VE). Tamla prevé que, hacia el 2030, un 80% de la demanda vendrá de las baterías y en especial del VE “ya que la cantidad de litio que se usa para aparatos electrónicos, como los teléfonos móviles, es muy pequeña”, indicó .

La clave es el reciclaje
Michael Tamla explicó que “el aumento de la demanda incentiva la exploración y el encuentro de nuevos yacimientos”. Según los datos de Rincon Lithium, con la demanda existente a corto plazo la producción actual del recurso es adecuada pero, a largo plazo, habrá un incremento significativo de la capacidad de producir litio para baterías. Un factor que puede ayudar es el incremento de la capacidad de reciclaje del residuo. Tamla apuntó que “en 2025 las baterías de litio recicladas se convertirán en materias primas de nuevas baterías”.

El único contrapunto a esta visión optimista es que, una vez encontrado un yacimiento, la capacidad plena de producción puede tardar 8 o 9 años desde que se produce el descubrimiento. También hay que tener en cuenta, según Tamla, que “muchos yacimientos no son rentables porque el coste de explotarlos es superior al rendimiento que pueden dar”. Tamla no cree que la producción de este recurso clave para la movilidad eléctrica se vea afectada por la inestabilidad política y dijo que “los gobiernos de los países productores tienen políticas muy sensatas y positivas respecto al tema”.

La aportación de Barcelona a la movilidad eléctrica
La segunda jornada de la Electric Vehicle Battery Forum también ha contado con la presencia del concejal de movilidad del ayuntamiento de Barcelona, Francesc Narváez quien señaló que “la electromovilidad es un proceso que no tiene freno y que agrupa un gran número de profesionales que serán muchos más de cara al futuro “. Narváez ha recordado que “todas las políticas de movilidad de Barcelona se pactan con los agentes implicados” y añadió que el desarrollo del vehículo eléctrico en la ciudad no será una excepción.

Destacó la importancia del programa LIVE “en el que hay administraciones, empresas de energía, fabricantes, universidades y todos aquellos agentes y organizaciones que tengan algo que aportar a la movilidad eléctrica”. Finalmente subrayó la buena posición de la ciudad de cara al reto de la movilidad eléctrica por ser densa, tener un espacio público bien estructurado y debido a que “el 70% del parque automovilístico de Barcelona noche en aparcamientos subterráneos y eso ya puede alimentar de noche la mayor parte del parque “.

La estrategia del gobierno español
Alfonso Beltrán, director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) ha explicado a grandes rasgos la estrategia del gobierno español en la movilidad eléctrica. Los objetivos son, por un lado, conseguir el grado de eficiencia energética que pide la Unión Europea y, por otro, cumplir con los compromisos de Kioto en cuanto a las emisiones.

Los puntos clave para el gobierno son: promover la demanda de vehículos eléctricos; estimular la industrialización vinculada a este sector y desarrollar las infraestructuras y la gestión de la demanda de la energía. De momento la penetración en el mercado es lenta. Según Beltrán “se esperan 110.000 vehículos eléctricos en 2014”. En cuanto a la infraestructura, el gobierno quiere que a finales de 2012 haya 108.000 puntos de recarga y 70.000 eléctricos e híbridos. Beltrán ha afirmado que “nos interesa más la coherencia y solidez del avance en el desarrollo que las cifras concretas”.

Beltrán dijo que habrá “más apoyo público a la adquisición de vehículos y a la promoción de la demanda para flotas urbanas”. También se fomentarán acuerdos con empresas de servicios por los puntos de recarga; se harán estudio de tarifas, y se desarrollará un marco legal específico para la recarga. El director del IDAE también se refirió a la creación de un certificado de Ciudad con Movilidad Eléctrica para 145 municipios de más de 50.000 habitantes “que reconozca que los procesos de impulso al VE se han hecho de acuerdo con unos determinados estándares de calidad.

http://www.sostenible.cat/

Fuente: Ecoticias

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: