Saltar al contenido

Pamplona prevé reducir un 20% sus emisiones contaminantes para 2020

07/03/2011

Una de las prioridades del Plan de Acción para la Energía Sostenible es actuar sobre el principal agente contaminante: el transporte, sobre todo el privado

La capital navarra cumple así otro escalón más del compromiso que suscribió ahora hace dos años en Bruselas y que ya han ratificado 2.181 alcaldes de toda la UE

Pamplona trabajará por conseguir que cada ciudadano emita 1,1 tonelada menos de CO2 en el año 2020. Hoy la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento ha conocido el Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES) que próximamente se presentará ante la Comisión Europea. La ciudad cumple así otro escalón más del compromiso que suscribió ahora hace dos años en Bruselas (febrero de 2009) y que ya han ratificado 2.181 alcaldes de toda la Unión Europea.

El concejal delegado de Urbanismo, Vivienda y Desarrollo Sostenible, Juan Luis Sánchez de Muniáin, y la directora del área de Desarrollo Sostenible, Maite Martínez, han explicado la estrategia a largo plazo para cada uno de los cuatro sectores (transporte, residencial, servicios y residuos) que contribuyen fundamentalmente a la emisión de gases de efecto invernadero, en la línea de reducir un 20% las emisiones contaminantes en 2010. Y han detallado 46 medidas concretas que se articularán a corto plazo, hasta 2015, para evitar en un primer momento la emisión de 40.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además de las medidas de apoyo activo y sensibilización, el Ayuntamiento de Pamplona se ha propuesto en este proceso tareas respecto de la gestión energética municipal (edificios, alumbrado público, vehículos, transporte público y energías renovables). Este plan, muchas de cuyas medidas se iniciaron ya en 2010 estando el documento en fase de borrador, será revisado cada dos años para analizar su grado de ejecución y la evolución de las emisiones.

1º PRIORIDAD: TRANSPORTE PRIVADO

 

El inventario de febrero de 2010 cuantificaba las emisiones en el municipio de Pamplona en 1.130.669 toneladas de CO2 equivalente (el llamado tCO2eq, unidad de medida que tiene en cuenta tanto el CO2 como otros gases de efecto invernadero como el metano y el óxido nitroso). La ‘fotografía’ estaba referida a 2008 y suponía un incremento del 8% sobre las emisiones del anterior registro, en 2004. El compromiso de Pamplona es reducir en un 20% las emisiones para 2020, pero no en la misma proporción en cada sector.

Si el transporte (esencialmente el privado) suponía en 2008 un 57% de las emisiones contaminantes de la ciudad, con 3,3 Tm. de CO2 por habitante, la propuesta municipal es hacer descender ese índice en un 27%, hasta llegar a las 2,4 Tm. por habitante. Las medidas propuestas a corto plazo: fomentar la movilidad a pie, en bicicleta o en transporte público, mediante la instalación de ascensores urbanos, carriles bici y bus, y realizando reurbanizaciones en algunas calles.

Asimismo, para desactivar el peso contaminante del coche privado en esta ratio se tomarían medidas en el sentido de continuar con la implantación de los vehículos de bajas emisiones y del vehículo eléctrico (PIVEP), además de impulsar el ‘coche compartido’ y hacer campañas de conducción eficiente para mejorar el rendimiento del vehículo con un menor gasto de combustible.

RENOVAR VIVIENDAS Y LOCALES Y SENSIBILIZAR

 

La segunda contribución a la contaminación, según los datos del inventario, era el sector residencial con un 25% de las emisiones. El PAES a corto plazo propone continuar con las actuaciones de fomento mediante el apoyo económico a las rehabilitaciones y renovaciones de aislamientos y servicios de los edificios, la asesoría personalizada por parte de la Agencia Energética a propietarios e inquilinos y campañas generales de ahorro energético como la ‘Engage’, los talleres escolares ‘Descubre la Energía y cuéntalo‘, el ‘E2democracy’, etc. Con estas medidas el Ayuntamiento pretende impulsar una reducción del indicador en un 17% de forma que de 1,4 Tm. por habitante en 2008, se pase a 1,2 Tm. en 2020.

El 17% de las emisiones de CO2 en 2008 se debían al sector servicios. Ahora las medidas municipales a corto plazo proponen campañas de renovación de locales y de ahorro energético, siempre con la asesoría de la Agencia Energética Municipal, para conseguir en 2020 una reducción de un 1% (es decir que de 0,95 Tm. por habitante al año se pase a 0,94 Tm.). Si en 2008 el sector de actividad que mejor se había comportado era el de ‘residuos’ gracias al esfuerzo cada vez mayor en la separación para reciclaje, el PAES se marca como reto reducir aún más sus índices. Un 30% menos de emisiones contaminantes asociadas a residuos ( de 0,07 Tm a 0,05 Tm.).

En esta dinámica el Ayuntamiento de Pamplona contempla también el aumento en un 189% de la energía proveniente de fuentes renovables en la ciudad.

EL AYUNTAMIENTO: UN 10% MENOS EN 2015

 

El Ayuntamiento de Pamplona es también un agente social, y como tal, consumidor de energía y productor de emisiones; por ello, se ha planteado medidas exigentes a corto plazo de forma que en 2015 pretende cumplir la mitad del objetivo final: una reducción del 10 % de las emisiones.

Así, actuará sobre los consumos energéticos de los edificios municipales existentes, impulsará que los nuevos edificios sean de bajas emisiones o emisiones cero, seguirá aumentando la eficiencia del alumbrado público, sustituirá vehículos tradicionales de la flota del Consistorio por vehículos de bajas emisiones y seguirá colocando Instalaciones Solares Fotovoltáicas, térmicas, de biomasa, geotérmicas o minicentrales eólicas, como la recientemente abierta en la CD San Jorge.

Ya está disponible en www.pamplona.es

El PAES de Pamplona se encuentra ya disponible en la página web municipal http://www.pamplona.es para su consulta pública. Cada capítulo contiene un doble enfoque: uno a largo plazo, la ‘Visión’, que explica cómo pretende el Ayuntamiento lograr su objetivo de reducción global de emisiones para 2020; y otro, el enfoque a corto plazo, cuyas medidas están presupuestadas, sus posibles resultados medidos y tienen asignada fecha de inicio y de finalización.

Lo que el Ayuntamiento de Pamplona pretende con este plan es que sea una herramienta flexible, de forma que, tal y como apunta la metodología oficial del Pacto de Alcaldes, se vaya revisando cada dos años para evaluar su efecto sobre las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) de la ciudad y proponer modificaciones al plan para adaptarlo a las posibles nuevas circunstancias. La primera revisión debería realizarse en el año 2012.

Pamplona, que firmó el Pacto de Alcaldes en febrero de 2009, lleva más de una década trabajando de forma continua en este campo y es firmante de la Carta de Aalborg (1998) y sus compromisos de sostenibilidad (2004).

Fuente: Diario de Navarra

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: