Saltar al contenido

El coche solar más rápido del mundo

13/01/2011

Coches solares hay muchos, pero ninguno es tan veloz como el Sunswift IV, construido por unos estudiantes australianos y piloteado por Barton Mawer. La semana pasada batió el récord de velocidad puesto en 1988 por GM. El coche, que utiliza 400 paneles solares y 1.300 watts de electricidad, alcanzó 88Km/h -el anterior había sido de 79Km/h- y creen que con algunos ajustes puede ir aún más rápido.

Hemos visto varios coches solares a lo largo de los años y hasta un superdeportivo, pero hasta el momento el más veloz había sido construido en 1988, cuando el Sunnyracer de GM alcanzó 79Km/h. Después de tantos años, el honor fue robado hace unos días por un coche creado por estudiantes en la Universidad New South Wales en Australia. El nuevo récord ahora es de 88Km/h y lo hicieron con un piloto profesional al volante. El coche, llamado Sunswift IV -o IVy, como lo llaman cariñosamente-, tuvo dos intentos de 500 metros ida y vuelta para romper el récord y se reportó un promedio de 88.7 kilómetros por hora con el piloto australiano, Barton Mawer, al volante. Según explicó luego, la manera de conducirlo cambió drásticamente después de quitarle la batería de 25 kilogramos que utilizan para los viajes largos. De todos modos, opina que con algunos balanceos podría ir aún más rápido.

COMO UNA TOSTADORA

Su diseño es similar al Eleanor, el coche solar del MIT, que también tiene una forma casi plana y está recubierto por paneles solares. En el caso del IVy, son 400 paneles de silicona que le permite andar por tiempo ilimitado, siempre y cuando el sol esté presente. Pero el aspecto que llena de orgullo a sus creadores es la cantidad de electricidad que usa: 1300 watts. Lo mismo que necesita una tostadora…

Las pruebas fueron realizadas en la base de la fuerza naval australiana, en la ciudad de Nowra. Pero el próximo destino es el World Solar Challenge (Desafío Solar Mundial), que se llevará a cabo en octubre con un coche aún más veloz. Mientras tanto, pasará por colegios a lo largo de Australia para inspirar a los jóvenes a interesarse en esta rama de tecnología. Sus creadores tampoco se niegan a la idea de que otro equipo rompa su récord, ya que eso les permitiría desarrollar coches aún más eficientes. Eso se llama competición sana y, es la única que debería existir, porque es la única que construye.
Fuente: Madrimasd

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: