Saltar al contenido

Arranca el coche eléctrico en la Rioja

21/11/2010
Logroño perfila un plan para desplegar puntos de carga de baterías.
Entre las medidas figura también la concesión de licencias para taxis ‘verdes’ y el cambio de todo el parque móvil del Consistorio.
Pese a sus ventajas en consumo, en mantenimiento y la reducción de emisiones contaminantes que conlleva, la implantación del vehículo eléctrico dista todavía mucho de ser una realidad en las ciudades españolas y lo mismo ocurre en Logroño. El parque de automóviles ‘limpios’ en la capital riojana, incluyendo los denominados modelos híbridos, no llega siquiera al centenar. Los precios de estos automóviles, sus prestaciones, la ausencia de estándares o la deficiente infraestructura para la recarga de baterías han frenado el despegue de este segmento del transporte, aunque las cosas parecen estar cambiando.
El Ayuntamiento de la capital riojana, siguiendo las directrices del Plan Movele del Ministerio de Industria y las líneas marcadas por la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), está dando ya los primeros pasos para promover una movilidad más sostenible en la ciudad. «Tenemos que ir hacia el ahorro energético y la reducción de emisiones contaminantes, está claro», afirma la concejala de Medio Ambiente, Concepción Arribas. Con este propósito y aprovechando los vientos favorables y las ayudas económicas ya en vigor (entre ellas, la exención del impuesto de matriculación para vehículos que emitan menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro), el Gobierno municipal diseña su primer plan para animar a los consumidores a comprar su primer vehículo eléctrico (ya sea automóvil, motocicleta o bicicleta con motor eléctrico).
Elaborado conjuntamente por las concejalías de Medio Ambiente y Movilidad, el plan recoge medidas que, aunque habrá que pulir para el año próximo, dibujan ya un primer escenario para facilitar la llegada de un transporte más ecológico. En primer lugar, detalla el concejal de Movilidad, Domingo Dorado, el Ayuntamiento desplegará cuatro puntos de carga de baterías por toda la ciudad. Los emplazamientos que se barajan son El Espolón, la Gran Vía, la zona del Revellín y la nueva estación de autobús. El Consistorio mantiene ya conversaciones con compañías eléctricas para el despliegue de estos postes de suministro, si bien todavía no hay cerrado ningún acuerdo respecto a quién asumirá el coste del despliegue, si el Ayuntamiento, la empresa adjudicataria o ambas partes a través de una solución intermedia. En cualquier caso, sí que es intención de la Corporación que sean las compañías las que se hagan cargo del mantenimiento y la gestión de estos puntos.
La colocación de estos elementos conllevará, por otro lado, la creación de espacios de aparcamiento específicos para los vehículos eléctricos (con unas pocas plazas), cuyos conductores también tendrían limitado el tiempo de recarga. Poco más avanzan los ediles responsables sobre esta medida, que irá cobrando forma en los próximos meses conforme se vaya perfilando el plan. «Ahora estamos caminando para ver cómo hacemos el despliegue de los puntos», aseguran Arribas y Dorado.
Junto a ésta habrá otras acciones encaminadas a hacer más presente la circulación de vehículos eléctricos en la ciudad, de manera «que los ciudadanos perciban que este modelo de transporte no es algo lejano, sino una realidad cada vez más palpable», apunta Arribas. En esta línea se inscribe la concesión de dos o tres licencias para taxis eléctricos adaptados para discapacitados. Estos nuevos vehículos contarán además con una parada específica que estaría dotada también de su punto de carga. Dorado explica que el pliego de condiciones que regirá en la adjudicación de estas licencias está ya ultimado con la idea de que, una vez concluido el procedimiento de adjudicación, los taxis puedan estar circulando por las calles de Logroño en el mes de febrero.
Aparcamiento vigilado
La tercera pata sobre la que cabalga la iniciativa municipal atañe a la zona de aparcamiento vigilado (la ORA). El Gobierno municipal explica al respecto que quiere llegar a convenios con las concesionarias de los estacionamientos en rotación para que instalen también puntos de carga eléctrica en algunas zonas.
Y englobado en este plan municipal figura igualmente una progresiva sustitución de toda la flota de vehículos propiedad del Ayuntamiento, incluidos los oficiales que trasladan a los concejales. Hasta ahora, los únicos transportes eléctricos de titularidad municipal son los que utilizan los educadores medioambientales.
La filosofía que inspira este plan así como las medidas que se llevarán a cabo serán objeto de una jornada específica en una fecha aún sin concretar en la que también se exhibirán modelos de vehículos eléctricos que podrá probar el público asistente.
Fuente: La Rioja
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: