Saltar al contenido

Navarra apuesta por un coche eléctrico híbrido que se recargará en la red

06/04/2010

Diario de Navarra. El Gobierno de Navarra se ha puesto las pilas en la carrera del coche eléctrico. Bajo la batuta del vicepresidente económico, Álvaro Miranda, se ha creado un equipo multidisciplinar que implica sobre todo a los departamentos de Economía y de Innovación, así como a los principales centros tecnológicos de Navarra, como CENER, de renovables, Citean, de automoción y las universidades.
Se dedican a entrevistarse con empresas, tanto con presencia navarra, como foráneas, de los sectores eléctricos, de automoción, de renovables y TIC, que puedan aportar ideas para que Navarra tenga una estrategia diferencial en materia de desarrollo del vehículo eléctrico (VE). Ello, dentro del contexto general de apuesta por estos modelos que han enarbolado en el último año el Ministerio de Industria y varios fabricantes de coches instalados en España.

“¿Qué pretendemos? Acertar”, responde resuelto el consejero de Economía, Álvaro Miranda. Asegura que Navarra “no llega tarde” a la carrera desatada por el vehículo eléctrico porque se trata de un sector donde “el modelo de negocio todavía no está definido”. Nadie sabe aún qué tipo de vehículo se impondrá en el futuro (híbrido, eléctrico puro, enchufable, de batería, de pila de hidrógeno), ni cuándo, ni qué sistema de recarga (enchufe, poste urbano, electrolineras…) triunfará. Miranda sostiene que Navarra dispone de “piezas” interesantes para componer el puzzle del coche eléctrico. Desde compañías renovables punteras como Acciona o Ingeteam, hasta el Centro nacional de energías renovables (CENER), pasando por una tradición de industria de automoción y componentes, que pueden concurrir en este “nuevo negocio industrial renovable”.

Un “nuevo” negocio

No obstante, por lo poco que han testado, asegura, “el negocio del vehículo eléctrico” no va a estar ni en las empresas de generación de energía, ni en los distribuidores, ni en los fabricantes de vehículos y componentes, que, obviamente, se tendrán que adaptar a los cambios del nuevo vehículo que se imponga, sino “en la gestión del sistema de carga” del vehículo eléctrico. “Otra industria”, apunta: sistemas de carga con servicios añadidos. Un operador que no sólo cargue la batería, sino que identifique el coche, el punto de recarga, la energía que necesita, el tiempo que tardará en cargarse y facture directamente al usuario a través de su compañía eléctrica.

Visibilizar el VE

Al margen de apuestas mayores, como la de atraer inversiones y socios acordes con la tecnología que se imponga finalmente en el vehículo eléctrico, con el inestimable apoyo económico de Sodena, el Gobierno foral también va a actuar a pequeña escala. Se trata de promover la introducción social del vehículo eléctrico, a la par que investigar en la materia. ¿Cómo? Adquiriendo vehículos eléctricos, tanto coches, como autobuses, para uso institucional (ayuntamientos, gobierno, etc.) que circulen por las calles de Pamplona, promoviendo la instalación de postes de recarga.

Este papel recae principalmente en el departamento de Innovación, Empresa y Empleo, y en concreto en la dirección de Innovación que lidera Begoña Urien. Son los artífices del Plan VEN (Vehículo Eléctrico de Navarra) y los encargados de financiarlo y engarzarlo con aquellos proyectos en los que ya se viene trabajando en Navarra, tanto desde la UPNA como los centros tecnológicos vinculados a las renovables (CENER) y la automoción (Citean), o las empresas de renovables instaladas.

“Queremos aprender. Que la gente no solo vea postes y algún vehículo circulando por la calle, sino estudiar sus implicaciones y cómo funciona una red de estas características”, explica Begoña Urien. En el departamento de Innovación lo que sí que tienen claro es la necesidad de integrar y aprovechar todo el trabajo previo que, a nivel investigador, se está desarrollando en Navarra, tanto en centros públicos como en empresas privadas. “No se trata de frenar ninguna iniciativa, ni de cambiar el ritmo a nadie”, afirma Urien.

Así, explica, en Navarra ya vienen trabajando, tanto desde Acciona, como en el CENER, en el desarrollo de biocombustibles. “En este contexto, por lo que más apostamos es por un vehículo híbrido enchufable, aún sin descartar el eléctrico al 100%”, explica la directora de Innovación. “La idea es que la parte eléctrica sea la predominante en modo ciudad, y que para desplazamientos largos la hegemonía sea del motor de combustión interna”. Solo que, este último, en lugar de por gasolina o diésel, estaría movido por biocombustibles, para aprovechar las sinergias con el desarrollo que ya tiene este sector en Navarra.

Otra de las ventajas que buscan es la de aprovechar la energía ociosa de las renovables (eólica fundamentalmente) durante la noche, cuando se genera más de lo que se consume. Al no poder acumularse la electricidad producida si no hay demanda en la red, se pierde, cuando bien podría aprovecharse para cargar el coche eléctrico mientras duerme en el garaje.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: